LA DEFORESTACIÓN Y EL AGUA

A través del análisis de las consecuencias de la deforestación intentaremos explicar las consecuencias que genera sobre el recurso agua.

Si hablamos de consecuencias, podemos observar una propagación del nivel local al nivel regional, terminando por expandirse al nivel global.

La cadena que comienza con la tala de un árbol en un punto del planeta, es equivalente a la ausencia de un eslabón en una gran cadena, de modo tal, que lo que parece insignificante en si mismo se vuelve primordial y esencial en el “tejido” medio ambiental.

La consecuencia más seria y más a corto plazo de la deforestación es probablemente la pérdida de la biodiversidad. La frase aséptica “pérdida de biodiversidad” enmascara el hecho de que la destrucción anual de millones de hectáreas de bosques significa la extinción de miles de especies y variedades de plantas y animales.

A su vez, los rodales de árboles en pié dejados después de la deforestación no son por lo general, suficientemente grandes como para mantener la biodiversidad. La deforestación está erosionando este precioso recurso que es la diversidad biológica.

La deforestación que comienza con la extinción de espacios verdes y áreas naturales, continúa con una destrucción del hábitat y una desertificación causantes de una gran contaminación de las cuencas, ríos, arroyos y lagos.

De este modo el viento en ausencia de árboles termina causando un proceso de erosión del suelo, ya que al no haber árboles, el viento arrastra la capa superior y fértil del suelo, y el agua lleva esta misma capa a las profundidades de ríos y mares.

Las cuencas hidrográficas que en el pasado abastecieron de agua potable y para irrigación a las comunidades, ahora están sujetas a extremas fluctuaciones. La pérdida de agua potable pura expone la salud de las comunidades al peligro de diversas enfermedades transmisibles.

Otra de las consecuencias de la deforestación es la colaboración directa con el calentamiento global. El ritmo de aumento es gravísimo, siendo aproximadamente de un 0,3% de grados Celsius por década en las temperaturas globales. Ello se debe a un aumento en el dióxido de carbono presente en la atmósfera, que ha aumentado un 25% en los últimos 150 años.” Fuente:  Consecuencias de la deforestación

Recientemente la COP 20, reunión cumbre de países para el cambio climático, que se desarrolló en nuestro país en Diciembre 2014, aunque nos duela decirlo, fue nada mas que una reunión turística más igual que sus predecesoras, ya que no se lograron acuerdos importantes, al menos en lo que a sanciones por incumplimiento de acuerdos, hasta el momento no se sabe de sanción alguna para los países que incumplan acuerdos.

Sabemos la importancia del tema, y de urgente necesidad de tomar acciones. Sabiendo también que hay grandes intereses entre las empresas informales y formales, que presentarán trabas al trabajo que hay que hacer. El tweet, es un mecanismo por interner donde podemos hacer llegar nuestras inquietudes al ministro de ambiente Manuel Pulgar-Vidal, pero eso no es suficiente, nos toca hacer seguimiento y hagamos del tema un tema que nos lleve a soluciones prácticas, en lo que sea posible. Aunque sea medidas atenuantes, como la de usar combustible GLP, o GNV en lugar de gasolina o petróleo, son medidas que debemos seguir tomando, y tan pronto esté a nuestro alcance, el uso de energías alternativas, como el alcohol, electricidad (autos, motos y bicicletas), solar, o a agua, este último, que ya están usando en España.

 

Los EEUU, por ejemplo está usando motores con agua salada para sus navíos y aviones. Ver enlace: Motores de agua de mar . Es clarísimo que hay un interés en no dejar que se desarrolle esta tecnología para los autos, buses y camiones. Y esto es algo con lo que debemos lidiar.

Un comentario para considerar del ministro Pulgar-Vidal, mostrado en la web es “Creo firmemente en que cada ciudadano puede convertirse en un líder de la lucha contra el cambio climático” ,  Fuente: COP20 yo solamente cambiaría una palabra, el puede con el debe.

Anuncios